Home » Identidad » Rezos

La comunión diaria con El Eterno, es de suma importacia para la vida de sus hijos. Esta nos hace humanos más sensibles y honestos.

Como bnei noaj de manera constante debemos agradecer a Hashem. En cuanto abrimos los ojos decimos “Mode Ani”, donde agradecemos a Hashem por habernos despertado, y cuando cerramos el día con “Kriat Shma Al Amita” bendecimos “…que alumbra al mundo con su honor.”

Esta escrito que así como agradecemos por lo bueno debemos agradecer por lo malo. Esto se debe al entendimiento que Hashem quiere lo mejor para nosotros y que a nosotros nos puede parecer malo pero todo viene de Hashem, lo cual hace que todo en realidad es para bien. La Braja que decimos es “Baruj Dayan Emet”, esta la decimos cuando escuchamos una mala noticia.

Convirtamos el agradecimiento a Hashem (y a los demás) en un habito, que nos ayude a apreciar las cosas, a vivir una vida mas completa y alegre, donde veamos lo bueno y aceptemos lo malo con optimismo y construyamos una relación estrecha con Hashem. “Tov Lehodot LaHashem Ulazamer Leshimja Elion” .